carne madurada en Restaurante Templo

Restaurante Templo entre los mejores de Alicante

Restaurante Templo entre los mejores de Alicante. Saborea una buena carne madurada en Restaurante Templo, uno de los mejores Restaurantes de carne en Alicante y Costa Blanca.

Alguna vez habrás oído el término “madurada” cuando hablamos de carne, pero seguramente, no sabrás a qué se refiere, cómo se consigue o en qué repercute. Pues bien, para empezar, si quieres comprobarlo de primera mano, no tienes más que venir a RESTAURANTE TEMPLO en Alicante, sin duda, el mejor restaurante de carne de Alicante y Costa Blanca modestia aparte.

Ahora bien, vamos a intentar aclarar las dudas que suelen surgir respecto a este tema. 

Lo que se consigue con el proceso de maduración de la carne, es un enternecimiento de la carne. Es importante saber, que esta terneza que se obtiene a través de este proceso, repercute en el sabor de la misma, potenciándolo mucho más. Por tanto, realizando un buen proceso de maduración, se equilibra la ternura y el sabor de la carne.

Lo que suele suceder, cuando se sacrifica al animal, es que se contraen y endurecen las fibras musculares de la carne. Esto se debe, a la ausencia de oxígeno y agua en los tejidos, que hace que se libere de forma masiva, el calcio de la musculatura animal. Esto es una reacción química que tiene lugar entre las 24 y 48 horas después de la muerte del animal. Hay que tener en cuenta, que esta reacción no se produce en todas las partes del animal, por igual, sino que cada zona se ve afectada de diferente manera. 

Por esto, como uno de los mejores restaurantes de carne de Alicante que somos, en RESTAURANTE TEMPLO sabemos, que lo mejor es, realizar una maduración controlada para garantizar el éxito y que el resultado final sea el que deseamos para los paladares exquisitos de nuestros clientes.

Ahora bien, ¿qué procesos de maduración se pueden llevar a cabo? Desde RESTAURANTE TEMPLO en Alicante, te aclaramos que hay dos tipos de procesos para obtener la maduración:

-La maduración en seco. Este proceso es el más utilizado hoy en día, y consiste en que una vez que el animal ha sido sacrificado, se seleccionan las mejores piezas, introduciéndolas en una cámara refrigerada, controlando la temperatura, entre 1° y 3° grados y la humedad, entre el 65% y el 90%. Se deben tener destapadas alrededor de un mes. De esta forma, lo que ocurre, es que las bacterias y hongos que se encuentran en el ambiente y en la propia carne, empiezan a descomponer el colágeno de la carne y a su vez, se evapora el agua del músculo, haciendo que se pierda peso y volumen, produciéndose una concentración en el sabor espectacular.

En RESTAURANTE TEMPLO en Alicante, somos conscientes que este tipo de proceso es muy costoso, primero porque se pierde peso del animal y segundo, porque necesita mucho tiempo dentro de la cámara, por lo que el gasto energético, es considerable. 

-Y también está el proceso de maduración en húmedo o al vacío. Este es más simple. Cuando el animal se ha sacrificado, se trocea en piezas de igual tamaño, se envasan al vacío, y tras permanecer unas dos semanas en una cámara, se etiqueta y se pone a disposición del consumidor, ya sea un restaurante o un particular. Evidentemente, es mucho más económico este proceso, porque no se pierde peso ni volumen del animal, ni el tiempo empleado en la maduración es elevado. 

Lo que nos ha llevado a RESTAURANTE TEMPLO, a ser uno de los mejores restaurantes de carne de Alicante, es precisamente, la maduración propia y exclusiva que llevamos a cabo en todas nuestras carnes, con diferentes tiempos de maduración, desde un mínimo de 30 días, a partir de 45, de 60 e incluso superior a 100 días. Solo tienes que venir y comprobarlo por ti mismo. Verás que es una de las mejores experiencias gastronómicas que puedes vivir. Te esperamos pronto.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *