¿Todavía no has probado nuestra cecina? ¿Y a qué estás esperando?

Quizás te suene la palabra cecina, pero no sepas bien a qué se refiere y posiblemente todavía no hayas probado este manjar, pero eso tiene fácil solución, bastará con venir a RESTAURANTE TEMPLO en Alicante, considerado como uno de los mejores restaurantes de carne de La Costa Blanca y pedir nuestra cecina seleccionada en exclusiva para nosotros con piezas de alta infiltración.

Para empezar, te contaremos que la cecina es un producto cárnico de origen vacuno, que es elaborado mediante un proceso de salazón, curación y ahumado de esta carne, con el que se consigue un sabor intenso, una suave textura y un aroma muy característico.

Para que te hagas una idea, es similar al jamón, pero de vaca. 

Desde RESTAURANTE TEMPLO en Alicante te contamos que lo tradicional es hacerlo con carne vacuna, pero es posible que puedas encontrarte cecina de caballo o toro.

Pero centrándonos en la carne de vacuno, como uno de los mejores restaurantes de carne de La Costa Blanca que somos, te vamos a explicar que la cecina se obtiene concretamente de las patas o los cuartos traseros del ganado, que debe contar como mínimo con cinco años de edad y que su peso supere los 400kg. 

Desde RESTAURANTE TEMPLO en Alicante diferenciamos que de la pata de la vaca salen 5 piezas, el jarrete, la cadera, la babilla, la contra y la tapa, siendo estos últimos los que se utilizarán para obtener tan preciado producto.

Su elaboración tras el despiece y limpieza, pasa por diferentes etapas: la de salazón, asentamiento, el ahumado y el secado.

Una vez que las piezas son extraídas del animal, se perfila eliminando los excesos de grasa, dándole esa forma similar a la pata de jamón tradicional y se cuelgan. Es entonces cuando empieza el proceso de salado para su deshidratación, que suele durar entre 3 y 4 días, dependiendo de su peso.

Desde RESTAURANTE TEMPLO en Alicante te explicamos que después se lavan con agua templada para eliminar la sal, dejándola colgada durante un mes, lo que se conoce como la etapa de asentamiento.

Posteriormente, se pasa al ahumado con madera de roble o encina, que durará unos doce días, consiguiendo ese sabor tan especial y característico de la cecina.

Una vez ahumado, las cecinas se cubren con una capa de manteca de vaca para tapar los posibles orificios o poros para evitar su contaminación y de ahí pasan a la última etapa del proceso, que es el momento de su curación y secado, que durará entre 7 y 12 meses, un largo reposo en el que se transforma la carne en cecina.

Cuando la cecina ya está lista para su consumo, es cuando llega a nuestro restaurante. La buena cecina, como ocurre con el jamón, debe cortarse a cuchillo para una mejor degustación.

Para saborearla al máximo, en RESTAURANTE TEMPLO en Alicante como uno de los mejores restaurantes de carne de La Costa Blanca, te decimos que no hará falta añadirle nada, bastará con dejarla que coja la temperatura ambiente y ponerla en tu boca. Prepárate para saborear un producto único. Te esperamos !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *